Blog

Errores que pueden destruir tu cabello

Por 21 abril, 2019 Sin comentarios

Aceptémoslo mujeres, cuando de nuestro cabello se trata lo sometemos a múltiples prácticas para tenerlo de la manera que queremos, crespo, liso, con ondas, afro y diversos tintes. Lo que no sabemos es que a largo plazo, todo esto termina volviendo una miseria nuestra cabellera y luego nos preguntamos que pudimos estar haciendo mal. Hay algunos errores que son imperceptibles, por eso aquí te los compartimos y aunque a algunos no podamos renunciar definitivamente, lo mejor es disminuir su práctica lo que más podamos.

No desayunar

Aunque este mal hábito nos afecta en toda nuestra salud también tiene consecuencias severas para nuestro cabello. La mayoría de nuestros nutrientes los adquirimos con esta comida y el hecho de evadirla provocará que aumentemos su caía y volvamos lento su crecimiento.

Además es la comida más deliciosa del día, ¿cómo podría no gustarnos?

Aplicar el champú de forma correcta

A veces pecamos por ignorancia, pero no es recomendable esparcir nuestro champú por todo el cabello, lo mejor que podemos hacer es generar espuma en nuestras manos y luego aplicarlo en las raíces de nuestro cuero cabelludo. Adicionalmente, es importante que se masajee bien para activar las fibras capilares y estimular el crecimiento.

Utilizar la secadora o la plancha diariamente

Este es el error más común que todas cometemos y del cual nos hablan frecuentemente. Cuando aplicamos calor en nuestro cabello lo único que logramos es que queme y se deshidrate. Lo mejor que podemos hacer es reducir su uso por lo menos 1 vez por semana o en alguna ocasión especial; si de verdad no puedes vivir sin ninguno de estos artefactos al menos utiliza algún tratamiento protector antes de usarlo.

Usar un champú que no es para tu tipo de cabello

Un error que a veces pasa imperceptible por nuestras cabezas es que basamos los productos que utilizamos según los champús comerciales que vemos y la publicidad que nos ofrecen. No debemos olvidar que la finalidad de ellos es vender y nuestro cabello es diferente al de cualquier otra persona, por lo tanto, lo mejor que puedes hacer es consultar con tu peluquero cuál sería el mejor tipo de champú, o que ingredientes debería tener según las cualidades que tienes para así mantenerlo hermoso y saludable. Recuerda que a veces lo barato sale caro.

Pecar por exceso en productos

Cuando de productos de trata para nuestro cabello encontraremos un sin fin de tratamientos, serums, y cosas para todos los problemas que aparentemente tengamos en nuestro cuero cabelludo; lo que olvidamos a la larga es que nuestra cabellera es tan especial que ella tiene la habilidad de regenerarse de manera natural y al aplicar estos productos de manera excesiva lo único que lograremos es que lo estropeemos más o que este se vuelva perezoso y cuando de verdad lo dejemos respirar será más difícil su recuperación.

No lo cepillas correctamente

Peinar tu cabello desde la raíz le puede causar bastante daño, ya que ejerce presión en el cuero cabelludo y tiende a romper las fibras capilares. Lo mejor que puedes hacer es comenzarlo a cepillar desde los medios, desenredando nudos y pasar a las puntas. Una vez hecho esto puedes peinarlo de manera uniforme por todo tu cabello.

Dormir con el cabello suelto

Si duermes con el cabello de esta manera generas volumen en él y se desordena, provocando nudos que luego al peinar se convertirá en una pesadilla. Lo mejor para dormir es hacerte una trenza o recogerlo suavemente de tal manera que lo dejes respirar pero desenredado.

Lavarlo de manera frecuente

Según varios especialistas no es recomendable lavar el cabello constantemente ya que esto hace que los aceites originales del cabello se vayan eliminando de manera progresiva y se vuelve seco.

Lavarlo con agua caliente también lo daña

Tal vez sea bastante difícil para nosotras ir dejando este hábito pero el agua en extremo caliente hace que el cabello produzca más grasa, generando así caspa o una mayor caída. Lo mejor es lavarlo con agua fría o si eres intolerante a el frío ponla tibia.

Llevar una mala alimentación

A quién vamos a engañar, no podemos pretender tener una cabellera sana y hermosa si solo estamos comiendo chucherías y cosas que no tienen ningún nivel de nutrición. Llevar una buena alimentación es vital para tener tu cabello saludable, aportándole todas las vitaminas y minerales que necesita y volviendo la ingesta de agua como parte fundamentar de tu rutina diaria. ¡Pilas! Solo porque te comas una ensalada un día no quiere decir que puedas compensarlo con fritos después.

Tocarlo demasiado

A la mayoría de nosotras nos encanta tocar nuestro cabello, incluso es nuestro medio de canalización cuando nos sentimos nerviosas y nos gusta vernos coquetas. Sin embargo, esto es un gravísimo error porque al hacerlo solo provocamos que se vuelva estático y que aparezca el frizz.

Secarlo con toalla

Esto es algo que muy pocas sabemos y en realidad al secar nuestro cabello con una toalla, lo único que hacemos es dañarlo. Lo ideal es utilizar una camiseta vieja para secarlo y de esta manera los folículos se secarán de una manera más rápida.

No debes cortarlo tan seguido

A veces pensamos que lo único que podrá arreglar nuestro cabello es el corte, sin embargo no es recomendable aplicarle las tijeras frecuentemente. Lo ideal es cortarlo cada 3 meses, de esta manera podrás oxigenarlo y permitirás que crezca de forma sana.

Deja una respuesta